lunes, 30 de abril de 2012

¡Maldita primavera!


No sé si es lluvia o llanto.
¡Maldita primavera que no es!
Donde debía estar la flor, el polluelo piando, la atareada cigüeña;
donde debían estar la merienda en la hierba, la siesta,
el paseo en el bosque, el pan de raposa,
la caseta de ramas nuevas y palos;
donde debías estar tú, tú y yo, tú y yo y los nuestros...
¡es el pesado vacío, tan lleno!
¡Un agujero, tan blanco!
No sé.
No sé si lloro o lluevo,
no sé si es lluvia o llanto.