lunes, 9 de noviembre de 2009

A modo de significativo anecdotario

Comentarios que espontáneos paseantes desconocidos, con aspecto inocente, me han hecho cuando han tropezado conmigo y con alguna de mis hijas de raza hindú.


- No tiene la piel muy oscura. De todos modos, no se preocupe, que seguro que se le va aclarando más.
- Me parece muy bien traerlos así, pequeñitos, porque luego vienen cuando son mayores y sólo vienen a robar y a matar.
- ¿Es su hija o es adoptada?
- Lo malo de los indios es que pueden parecer gitanos.
- Se ve que usted pudo elegir, porque se ha traído una con la piel bastante clara; yo las he vista casi negras.