lunes, 4 de abril de 2011

La impostura


Hace cuatro años, además de las Elecciones Municipales españolas, se celebraban las Elecciones Generales en Rusia. En esa ocasión y lugar, el hasta entonces presidente, Putin, no podía repetir por no ser legal en ese país ejercer tres mandatos consecutivos. De modo que se postuló como primer ministro y designó como sucesor en la Presidencia a... ¿alguien recuerda así, sin pensarlo, el nombre del actual presidente de Rusia?... Dmitri Medvedev. Era el primer caso documentado de un número 2 que designa al número 1. Ya tenemos otro. Aquí, en León. Sólo Isabel Carrasco se atrevería a hacer lo que hizo Putin: autonombrarse número dos antes de nombrar ella misma al número 1. La candidatura del PP, como lo fue la de Rusia Unida, es la historia de una impostura.

 Por cierto, actualmente, el primer ministro ruso, Putin, se dedica a construirse un suntuoso palacio a orillas del Mar Negro, según filtró la versión rusa de Wikileaks, Ruleaks, el pasado mes de enero. ¿Un palacio, un palacio...? ¿A qué me suena eso?